93 408 51 25

Día mundial del Alzheimer

21/09/2016 - 12:30

Hoy, 21 de setiembre, se celebra el Día Mundial del Alzheimer. Es el momento en que los Médicos y Psicólogos nos recuerdan en qué consiste esta enfermedad y nos informan de los avances científicos para tratarla, las Asociaciones de familiares y los Trabajadores Sociales nos hablan de la necesidad de ayuda para los Cuidadores   y los Medios  de comunicación se hacen eco de ambas cosas.

Desde Serveis Geriàtrics de Barcelona, queremos compartir con vosotros un texto anónimo que expresa el deseo de una  persona para el dia en que ya no sea capaz de  recordar, hacer o tomar decisiones sobre su vida.

Creemos que es un texto que ayuda a reflexionar sobre cómo nos gustaría ser cuidados cuando llegue el momento. Juzgad vosotros mismos.

Querido hijo, el día que me veas mayor y ya no sea igual que antes, ten paciencia. Cuando comiendo me ensucie, ten paciencia. Cuando me cueste vestirme, ten paciencia. Recuerda las horas que pasé enseñándotelo.
Si repito las mismas cosas mil y una veces, no me interrumpas y escúchame. Cuando eras pequeño te expliqué mil y una veces el mismo cuento para dormirte.
No te molestes cuando me cueste bañarme. Recuerda las mil y una excusas que tenías cuando eras niño para no hacerlo.
Cuando en algún momento pierda el hilo de mi conversación, dame tiempo. Seguramente lo más importante no era lo que te decía sino estar contigo y que me escucharas.
Si alguna vez no quiero comer, no me fuerces. Conozco bien cuando lo necesito y cuando no.
Cuando mis piernas estén cansadas y no me dejen caminar, dame tu mano amiga. Como yo lo hice cuando tú dabas los primeros pasos.
Y cuando llegue a decirte que ya es hora de irme de esta vida, no te enfades. Algún día entenderás que esto no tiene nada que ver contigo, ni con tu amor ni con el mío. Simplemente que ya entregué todo lo que la vida esperaba de mí.
Algún día descubrirás que pese a mis errores siempre quise lo mejor para ti y que intenté preparar el camino que tú debías seguir.
No te sientas triste o enfadado o impotente por verme de esta manera. Simplemente acompáñame e intenta comprenderme como yo lo hice cuando tú empezaste a vivir. Ahora te toca acompañarme en mi difícil caminar. Ayúdame a terminar este camino con amor y paciencia. Yo te pagaré con mi sonrisa y con el inmenso amor que siempre te he tenido.
Te amo


© 2022 Serveis Geriàtrics de Barcelona S.L. Aviso Legal Política de privacidad